Fly me to the moon.


Volar. Un reto que el hombre ha tenido desde que es precisamente hombre. Un medio que siempre se le ha resistido de forma natural. Si vuelas por tus propios medios sin ayuda de artilugios te harás tanto daño como daño hace el ser libre al alma.
Y es que el saber da libertad, pero también dolor; te haces sensible progresivamente hacia unos niveles superiores, y te insensibilizas contra el vulgo.
Un cuadro de un gran cielo vela por mis sueños sobre mi cabeza; un horizonte ficticio y una ventana hacia más allá de donde el mar acaba.

3 comentarios:

Tivagar Polanippan dijo...

http://tivagar.blogspot.com

Ana va de Lois dijo...

Tu tienes talento. Completamente de acuerdo contigo,el saber provoca dolor. Pero siempre es mejor el sufrimiento de los niveles mas altos que la alegria de los niveles mas bajos.
¿Te vienes un dia donde el mar se acaba, quizas alli puedas volar llorando?

Mª Luisa dijo...

Me encanta!! Qué entrañable el mounstruito! Y me encanta la línea del avión, que cuco.